28 febrero 2008

Neuronas espejo


¿Y si la literatura no fuera si no una televisión que uno mira para activar sus neuronas espejo y para proporcionarse a bajo coste los escalofríos de la acción? ¿Y si, peor aún, la literatura fuera una televisión que nos muestra todo aquello en lo que fracasamos?

[Fragmento de
La elegancia del erizo, de Muriel Barbery. Imagen de arkine.]

5 comentarios:

iris dijo...

Veo que La elegancia del erizo te está dando muchas citas para recordar... A mí también me pasó, he llenado un pequeño bloc con ellas!

Petrusdom dijo...

Felicitarte por tu magnífico blog y comunicarte que te he añadido a mis montañas y rios.
Saludos cordiales

Vigo dijo...

Me temo que no podré contestar, mis neuronas están durmiendo la siesta.
Suena a postmodernismo esto, o quizás a Mc Luhan. Pero yo siempre preferí el masaje al mensaje.
Pero le echaré un vistazo a ese elegante erizo.

Apesar de lo que digo, algunas de mis neuronas siguen trabajando... ¿Cómo se llamaba ese libro que tu identificaste donde un niño arreglaba relojes?

Berta Bocado dijo...

Molt bo Vigo això del masaje abans del mensaje.
crec que el llibre que dius deu ser la invención de Hugo Cabret, de SM...
salut sfer
llarga vida a librosfera

sfer dijo...

Iris: yo no he rellenado un bloc, pero la libreta en la que apunto las frases memorables de mis lecturas ha engordado considerablemente después de "La elegancia del erizo". Pero no quiero abusar, y aunque tengo más, hoy viernes os dejo la última.

Petrusdom, gracias por las felicitaciones, y bienvenido :-)

Ya nos contarás, Vigo... tengo ganas de escuchar una opinión masculina sobre un libro tan femenino como éste.

Y la sabiduría de Berta (efectivamente, era La invención de Hugo Cabret), demuestra que los chicos de burgostecarios simplemente no preguntaron a las personas adecuadas. ¡Incluso con menos pistas que yo ha sabido de qué libro se trataba!

Hip hip, hurra!