02 mayo 2008

Indecisión

Hace ya unos días que leí esta noticia, y sigo sin ser capaz de decidir si es una buena o una mala noticia. ¿Me echan una mano?

[La imagen es de Stephen J. Sullivan]

18 comentarios:

Teblanco dijo...

Es sencillo SFER. En mi opinión, si eres cristiano es una mala noticia, si no lo eres, simplemente son más datos estadísticos, como si la encuesta fuera sobre El Quijote. En mi balda de lecturas pendientes (porque ya tengo una balda para tal menester) no está la Biblia, y no me siento mal. Hay mucho por leer y se deben establecer prioridades, que dependerán del tiempo de cada uno, de sus gustos, y obviamente, de la propia fe.

juan dijo...

El hecho de que un libro no se lea, o se haga menos que en otros paises no puede ser nunca una buena noticia, aunque sea la Biblia. ¿Plantearias la misma pregunta con cualquier otro libro,con Cien años de soledad, Crimen y castigo, La montaña mágica, etc...? Aunque no tengo datos, estoy convencido de que también somos el país que menos lee estos títulos de los 9 del artículo.

unquepassava dijo...

Teniendo en cuenta que buena parte de la producción artística occidental de los últimos dos mil años tiene la Bíblia como fuente de inspiración, es una mala noticia. Tan mala como no haber leído las Metamorfosis, la Iliada, la Eneida, etc., lo que hace que no podamos interpretar lo que vemos (pienso, por ejemplo, en "Susana y los viejos", sea el de Tintoretto, el de Van Dick, el del Veronese o el de Goya).

En el caso de los creyentes, sinceramente, lo encuentro incomprensible.

unquepassava dijo...

Por cierto, confieso: he empezado a leer la Bíblia varias veces, pero he sido incapaz no ya de terminar la lectura, sino de llegar a la mitad. Pero no desisto.

El último peatón dijo...

No soy persona religiosa, y por ello nunca me han interesado ni la Biblia, ni el Corán, ni catecismo alguno.
Al margen de consideraciones personales, me parece que la Biblia no es exactamente un libro de lectura, sino, en todo caso, más bien de consulta. Por ello, sondear si se lee la Biblia es casi como preguntar si se lee el diccionario de la Real Academia. No le doy mayor importancia.

sfer dijo...

Yo debo admitir que, movida por la razón que da unquepassava (durante la carrera fueron varias las ocasiones en las que nos recordaron que la biblia era el libro más citado de la tradición literaria anglosajona - y quizá de la gran mayoría de culturas occidentales), me compré una Biblia. Igual que admito que desde entonces no he encontrado el momento de abrirla. Quizá, como dice el último peatón, debería acercarme a ella de manera ocasional, leer algún fragmento de vez en cuando, abrirla, igual que hacía antes con los diccionarios, por una página al azar.

Entiendo lo que dicen sobre que la Biblia es un libro como cualquier otro, y que el estudio tiene tanto sentido realizado sobre la Biblia como podría tenerlo si lo hubieran hecho sobre Crimen y Castigo o sobre El Quijote, pero... creo que la Biblia, igual que otros textos religiosos, tiene una doble faceta.

Por una parte, si alguien los lee y los conoce a fondo, bien, porque es lectura igual que cualquier otro tipo de lectura. Pero por otra parte, en la mayoría de los casos (OJO: no siempre, hay muchas excepciones, pero suele ser así mayoritariamente), el conocimiento a fondo de un texto sagrado implica... digamos que una "intolerancia" hacia otro tipo de lecturas. O una falta de diversidad, si se quiere decir de otra manera. Y así como estoy a favor de la lectura, también lo estoy a favor de la diversidad de opiniones, pensamientos, culturas, aproximaciones a la vida que nos proponen los libros. Ahí radica parte de la riqueza de la lectura, una riqueza que se pierde cuando lo que se lee es un texto que muchos pueden llegar a considerar como el único válido existente.

Por eso, por una parte creo que es bueno que no seamos especialmente conocedores de la Biblia (señal de que, probablemente, seamos más abiertos a otras experiencias de lectura). Pero también, como bien dice unquepassava, qué lástima que no podamos enriquecer nuestras otras lecturas con el conocimiento de la fuente original de muchos de los mitos, las parábolas y los dilemas que aparecieron por primera vez en la Biblia.

Palimp dijo...

Como ateo lo considero una mala noticia. Si la gente leyera más la Biblia seguramente creería menos. Yo no la he leído entera pero casi y si bien como libro de ficción está bien como guía moral deja mucho que desear -e incluyo el nuevo testamento.

Como apuntan otros comentaristas las razones de su poca lectura incluyen que aquí se lee poco en general. La estadística se tendría que 'normalizar', es decir, porcentaje de gente que ha leído la biblia en relación a la gente que suele leer.

Para acabar, comentar que hay libros mucho mejores en los que perder el tiempo.

C. Martín dijo...

Yo tengo otra teoría, que se cumple en mi caso, je: resulta difícil leer un libro del que conoces la historia y además muchos fragmentos por haberlos oído en misa multitud de veces o conocerlos por clase de religión o catequesis.
A mí me parece hasta lógico, además de que su lectura "en directo" resulta compleja por el lenguaje, por la forma de redacción y por el contenido.

Hace muchos años recuerdo haber empezado por el Antiguo Testamento en casa de mis padres que tenían unos tomos grandes y con ilustraciones. No encontré casi nada que no me sonara y lo nuevo era aburridísimo e incomprensible para mí en aquellos momentos. Nunca más me he vuelto a plantear volver a leerla.

Ana Lorenzo dijo...

Hombre, yo he leído trozos de la Biblia que me han encantado: el libro de Job me lo leía a la vez que a los existencialistas, y algunos de ellos remiten a él.
Tengo amigos que son profesores de arte y la verdad es que echan de menos que la gente conozca algunos mínimos de la religión: me contaba uno que, al ver un ángel, un águila, un león y un toro alados, en toda la clase nadie había sido capaz de relacionarlos con los evangelistas. Quizá llegue un momento en que cuando vean a tres crucificados no sepan ni quiénes son, o, como contaba otro asombrado, vieron doce bustos puestos alrededor de algo inacabado (en una iglesia en construcción): doce, esos serán los evangelistas, ¿no? Pues más bien los apóstoles.
Teniendo en cuenta que en el arte la iconografía cristiana es importantísima, hay sitios donde han hecho un cursito introductorio que antes, sobraba.
Yo creo que hay pasajes que son muy bonitos del Antiguo Testamento y del Nuevo, sin necesidad ninguna de que el que los lee sea creyente. Y que en la literatura, como pasa en el arte, se aprovechan los símbolos cristianos como se aprovechan los de la mitología griega y latina. No se hace por estos lares tanta referencia a mitos vikingos o asiáticos, como tampoco a símbolos de otras religiones; pero eso no es más que historia, no discriminación.
Un beso.

juan dijo...

Ana,

estoy completamente de acuerdo contigo. Debo decir que no soy religioso, aunque como tú dices tenemos una tradición que es la que es y no la podemos cambiar. Y como todas las culturas, tiene sus lados buenos y malos. No seamos maniqueos y digamos que hay culturas buenas y otras malas malísimas, porque no es así. Nuestros cuentos, mitos, etc, etc ya están en la Biblia y de ahi que yo crea que sea mala notícia que no se lea la fuente ( o una de ellas) de nuestra cultura. Ahora bien,es cierto que siempre habrá él que haga una lectrura integrista de la Biblia (o de cualquier otro libro), pero hoy en dia esto solo tendrá repecursiones a nivel personal y no público. Las libertades de expresión y de cualquier otro tipo están garantizadas por nuestra Constitución. Perdona Sfer por la insitencia pero pienso que has dado en elclavo y has planteado un asunto muy polémico e interesante.
Saludos

Edgar Quinet dijo...

Saludos a todos. Ya se ha dicho lo importante: España probablemente sea también uno de los países europeos donde menos se lee a Shakespeare, a Cervantes o a Dante (aunque sea donde más se lee a Ruiz Zafón) y lo mismo ocurre con la Biblia.

Ahora, gracias a que en mi carrera me "obligaron" a leer la Biblia (asignaturas como "La Biblia y su repercusión la literatura occidental" o "Biblia y Antiguo Oriente" tienen la culpa) puedo decir que es un texto importante para entender muchas obras de arte (pinturas, novelas...) y ahora que digo esto me estoy acordando de una vez (antes de estudiar carrera alguna) que harto de vino me puse a recitar el cantar de los cantares a dos voces con un amigo en mi casa y nos descojonamos.

No es un texto aburrido ni entretenido, tampoco debe reducirse a "obra de consulta" y por supuesto no creo que la lectura más acertada sea cogerla y leerla desde la primera página hasta la última como si fuera una novela (ay si Moisés, Abraham y Jacob levantaran la cabeza..).

Cuando uno la lee a veces se sorprende a sí mismo diciendo ah! así que es esto! así que es de aquí de donde viene!
pero claro, luego lees textos egipcios o hititas y dices, ah! así que lo de la Biblia viene de aquí!
etc, etc, etc.

Un saludo Sfer.

sfer dijo...

Gracias a todos por vuestros saludos, pero sobre todo por vuestros comentarios: un intercambio muy interesante.

hadukin dijo...

Esta noticia, es verdad, trae cola.
Y todos los comentarios son realmente muy interesantes, pues la biblia, como base de buena parte de la cultura occidental, es insustituible como fuente.
Hasta aquí todos de acuerdo.
Pero nadie ha recalado en un dato que a mí me ha llamado la atención, a saber: el país donde más se lee la biblia es los USA, y, a falta de otros datos más concretos que no figuran en el artículo en cuestión me gustaría proponer otra cuestión que en algunos de los comentarios anteriores se esbozan.
¿Es la lectura de la biblia de por sí indicativo suficiente de una sociedad culturalmente desarrollada?
(No debemos olvidar que uno de los arquetipos culturales de la sociedad estadounidense es el del vendedor de biblias. Así, este libro quizá sea, sólo una marca registrada más de una sociedad de consumo realmente desarrollada, esto sí)

sfer dijo...

Hadukin, la lectura de la Biblia es mucho más importante en los países de tradición protestante que no en los países católicos, por contradictorio que pueda parecer: los católicos confiamos más en el conocimiento de los textos sagrados de nuestros guías espirituales, mientras que para los protestantes cada uno es su propia guía espiritual, y la lectura y el conocimiento del texto original es fundamental.

hadukin dijo...

Sí, es verdad que la Reforma Luterana se basa, principalmente, en la libre interpretación y discusión de este texto sagrado. Pero, siempre siguiendo los datos que nos ofrece la encuesta, el segundo país en este ranking es Polonia, conocido país católico, y la diferencia es claramente llamativa, siendo el porcentaje la mitad que en los USA. Después siguen otros países de mayoría protestante, como Alemania o Gran Bretaña.
Lo que yo quería hacer notar es que la lectura de la biblia en un país como el que ostenta este curioso mérito me parece un tanto exagerada en relación a los otros en los que se ha realizado el estudio, y que además es conocido por sus desenfrenos bélicos en los últimos decenios de la historia.
Por esto se me ocurrió recordar la figura del vendedor de biblias, aunque pareciera exagerado eso de la "marca registrada". Tanto en la literatura como en el cine, este personaje es inseparable de la cultura americana, y no sabría decir cuándo desaparece del todo de la ambientación de ciertos filmes.
(también pensaba que la cuestión era más cultural que religiosa...)

sfer dijo...

Que sea el país donde más se lee la Biblia, y que precisamente los que lo hacen (o dicen que lo hacen) sean los más belicosos de entre su población, es indicativo de que leer la Biblia puede llevar a la intolerancia y a una visión unilateral de la verdad (aunque en realidad en el texto se predique lo contrario, especialmente en el Nuevo Testamento).

Y sí, la figura del vendedor de Biblias es bien curiosa. En España triunfó la del vendedor de enciclopedias durante unos años (la que yo tenía en casa fue comprada así; con ella me regalaron una mountain bike). Seguro que hay una explicación para la existencia de esta figura (uno más de los muchos vendedores ambulantes que provienen de los USA... Avon y Tupperware siendo otros de los más conocidos), y personalmente no creo que vayas del todo desencaminado al pensar que tiene más que ver con la cultura y la ética del trabajo americanas que no con la religión...

Toupeiro dijo...

En España hay bodas gay, se lee menos la biblia, la derecha no gana las elecciones.
Todo lo que implique libertad son buenas noticias.

Por suerte en España hay mucho surtido donde poder elegir un buen libro.

sfer dijo...

Digamos que en España hay mucho surtido donde poder elegir libros, tanto buenos como malos...