19 septiembre 2007

Aire de ventana escandinava



Cuando leo, me gusta fijarme en las descripciones de los personajes. Como el autor nos los presenta, como consigue que los amemos o los odiemos con unas cuantas palabras. Fue la descripción de Ignatius J. Reilly la que me hizo imposible pasar más allá de la primera página de La conjura de los necios. Hay otras, en cambio, que me cautivan sin remedio.

En una novela, el autor tiene muchas oportunidades para describir a sus personajes. En un cuento, en cambio, se ve forzado a reducir la descripción a su más mínima esencia. Lo imprescindible. Deshacerse de todo lo que sobra para quedarse con aquello que hará que el lector entienda cómo es ese personaje.

He aquí la más breve, pero perfecta, descripción de un personaje que me encuentro en meses.
"Al llindar, una dona pél panotxa, ulls verds i aire de finestra escandinava."

"En el umbral, una mujer de pelo panocha, ojos verdes, y aire de ventana escandinava."


Su autor, Ramon Erra. La traducción y la imagen, caseras.
El cuento, “La mar era color anyil”.
El libro, La flor blanca de l’estramoni.
Un libro irregular. Pero con perlas de genialidad, como este cuento, que me ha robado el corazón.

2 comentarios:

Pablo Odell dijo...

Hola Sfer,

Y como a veces sucede al revés en algunas experiencias audiovisuales: esa imagen que te llena la cabeza de lecturas y palabras...

En ambos casos los vericuetos de la mente del lector trabajando sobre ese material...

"Ahí estaba en el umbral esa ventana, con cortinas color panocha y cristales verdes, con aire de mujer escandinava"...

Saludos desde Tökland

Berta Bocado dijo...

HOla Sfer, a mi sempre em ve a la memòria la descripció d'una dona que sortia a Les ànimes mortes, de Gógol, i que cito de memòria però era alguna cosa com: "era una dona més estirada que un rave vigorós".
em va fer molt riure i vaig tenir molt clar quina mena de dona era!

salut