10 julio 2007

El libro-plano


El hombretón cogió un plano enrollado que había en un estante y lo extendió sobre un viejo baúl de madera.
- ¿Es el plano de esta casa? – preguntó Lucrecio.
- Exacto. Tienes buen ojo. Es el plano de esta maravillosa casa en la que estamos. Y si este es el plaon de esta casa, esta es la casa de este plano, ¿no es cierto?
- Claro.
- Pero en esta casa hay muchas más cosas que en el plano. El plano no es más que un trozo de papel con un montón de líneas, mientras que la casa tiene paredes de ladrillo, puertas de madera, verjas de hierro...
- Sí, claro... ¿Adónde quieres ir a parar?
- Al libro. La isla del tesoro, como todos los libros, también es un plano, un plano a partir del cual puedes construir con tu imaginación mucho más que una casa: todo un mundo poblado de personajes fascinantes. El plano es muy simple: unas hileras de letras en unas hojas de papel; pero el mundo que cada lector construye con su imaginación a partir de ese libro-plano es ilimitado, contiene todo lo que hay en el libro y muchas cosas más, igual que esta casa contiene todo lo que indican las líneas trazadas en el plano por el arquitecto, pero también contiene otras muchas cosas. ¡Incluso nos contiene a nosotros!

[Trabajo me ha costado seleccionar un solo fragmento de Calvina, el libro de Carlo Frabetti galardonado con el Premio Barco de Vapor 2007. Un libro donde nada es lo que parece, plagado de reflexiones sobre temas tan importantes como nuestra identidad, el lenguaje o, como en el caso de arriba, el acto de la lectura.]

[La imagen es un detalle de una fotografía de sanja gjenero]

[Aquí pueden leer más opiniones sobre la novela]

2 comentarios:

Ciccaba V. dijo...

Me encanta su blog, siempre trato de ponerme al día con la Lisbrosfera.

Saludos

sfer dijo...

Gracias ciccaba. Bienvenida :-)