25 enero 2010

Javier Calvo vs. Luisgé Martín

La opinión de Javier, el pasado mes de diciembre en "Por un libro universal".
La de Luisgé, la semana pasada en "¡Mueran los 'heditores'!"

Lean ambos artículos. Valen la pena.
Y aunque parezca que uno quiera responder o rebatir al otro, a mí me parece que hablan de cosas diferentes. ¿Cómo si no se explica que, en mi opinión, ambos tengan razón?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego es un asunto delicado. En mi opinión es inevitable la imposición del libro electrónico (aunque yo soy un amante del papel). Yo pienso que esto será positivo en general, disminución de precios, mayor posibilidad de acceso a títulos y rápidez, mayor comodidad (yo he tenido el lector de Amazon y es muy práctico). El problema que plantea uno de los artículos no es trivial: la pérdida de calidad. Pero creo que siempre habrá un reducto de libros (más caros, esos sí) en que se nos garantizará la calidad y el rigor y además tampoco creo que el libro en papel desaparezca del todo. En resumen, que me parece que el e-book es imparable (como poner puertas al campo), y que al mundo editorial le esperan tiempos convulsos...
¿Quizas estemos asistiendo a una revolución cultural?

juan

El último peatón dijo...

Me pasa como a ti. Creo que ambos tienen razón.
Supongo que el enorme error en el que vamos cayendo todos es el de pensar que ambos soportes son enemigos, en vez de complementarios.
En mi opinión, el libro electrónico será muy útil para el trabajo académico, el de investigación, formación, etc.
Para la lectura por placer, nada como el papel (lo mismo que si le preguntas a un amante del vino si prefiere beberlo en vaso de cotillón o en copa de cristal).

Besos.