29 septiembre 2008

Premis Qwerty 2008









Por orden: la invitación - la banda de música - Joan Barril y Bea Rodríguez, presentadores de los premios - Manuel Baixauli (premio mejor libro de narrativa en catalán) - Luis García Montero (premio mejor libro de poesía) - Eugenio Trías (premio mejor libro de no ficción) - foto de familia - los restos de la fiesta - el regalo final a los asistentes.

[Qwerty es un programa de libros de la televisión local de Barcelona BTV. Los programas pueden verse en línea a través del servicio A la Carta de BTV. Aquí pueden consultar el listado completo de premios y premiados de la presente edición, además de los miembros del jurado.]

Quiero aprovechar esta entrada no solo para mostrarles algunas de las instantáneas que mi acompañante al evento tomó durante la noche, sino también para hacer unos breves comentarios sobre el acto.

Primero: agradecer a Bea Rodríguez la invitación (ya que fue ella la que se puso en contacto conmigo, la que ya antes había recomendado Librosfera en el programa, y la que me hizo llegar la invitación, creo que es quien se merece el agradecimiento).

Segundo: felicitar la iniciativa del programa de televisión al entregar estos premios. Normalmente los premios se entregan a un libro, una editorial, un cómic, un autor... que haya unos premios que reconocen no solo eso, sino también librerías, traductores, e incluso best sellers! es algo que personalmente echo en falta. Unos "Oscars" del año literario, vaya...

Tercero: reñir a la asistencia por el poco respeto mostado durante la entrega de los premios y los parlamentos de los premiados (que fueron, por otra parte, encomiablemente breves). Había momentos en los que casi costaba oír al premiado ante el micrófono, ¡y eso que yo estaba a dos palmos de uno de los altavoces! Tenía el "¡Sshhhhhhht!" en la punta de la lengua (¿deformación profesional?), pero me aguanté.

Cuarto: al ganador del premio al mejor microrelato (Jordi Sánchez i Monsó), que sepa que la que aplaudió cuando anunciaron su premio fui yo. Ni lo conozco ni había leído el microrelato, pero me pareció horrible que el público solo aplaudiera a los de "su gremio" (entendiendo, por gremio, agencia, editorial, género o parcela literaria que corresponda). A Libros del Zorro Rojo (mejor diseño editorial) ya los aplaudieron poco, pero cuando llegamos al de microrelato, la gente por lo visto ya estaba por otra labor. Supongo que las bandejas de croquetas ya estaban circulando, porque cuando nos dispersamos al final de la foto de familia, solo vi los restos.

Y quinto: proponer que, para el año que viene, se instaure también el premio al mejor blog/web sobre literatura. ¿O acaso no tenemos nuestro corazoncito?

19 comentarios:

La mujer Quijote dijo...

Parece que el acto es una muestra más de que leer mucho no da cultura o que la cultura no da educación.
Esto ya se había comentado en otra entrada. El conocimiento no te hace mejor. Siempre me dio cierta grima eso que llaman "el mundo de la cultura" por cosas como la que cuentas. Una pena.

sfer dijo...

Bueno, la culpa no es del acto en sí. Yo me lo pasé muy bien, todo sea dicho. Con lo mitómana que soy, cualquier oportunidad de ver de cerca a alguno de los escritores que he leído me hace bastante ilusión. Y además, como ya he dicho, me gusta mucho la iniciativa de entregar unos premios con muchas categorías que cubran poesía, novela, teatro, cuentos, librerías, traductores, edición, cómic, libro infantil, etc...

Lo cual no quita que me "sorprendiera" (en realidad, visto como está el panorama de la urbanidad, ¿por qué debería ser el mundo del libro más modélico que el resto de la humanidad?) la mala educación, en algún momento, de los asistentes...

La mujer Quijote dijo...

Por eso decía que esto ya se había discutido en otra entrada cuando aquello de si leer te hacía mejor. Es obvio que no y, además, yo decía que podía hacerte mucho peor.
Sobre esto hubo un artículo en "el país" hace un par de semanas, si encuentro el enlace lo pongo.
La cultura debería de convertirte en algo muy diferente de un/a cenutrio/a, de ahí tu "sorpresa".
Yo propondría que todos los blogueros y blogueras de buena voluntad publicásemos el microrelato como desagravio a su autor. Claro que antes habría que encontrarlo.

SU dijo...

Perdón, ¿quién dice que los asistentes a ese acto eran lectores? Muchas invitaciones llegan a gente poco adecuada pero que está en la lista de los que no se pierden un jolgorio (y más si hay croquetas por en medio).

Dicho esto, es muy posible que leer no nos haga mejores personas, pero me parece que ayuda...

Salut,

SU

Anónimo dijo...

Puede ser que la lectura no nos haga ser mejores personas, ahi podria estar de acuerdo. Pero entonces tampoco tendrá la "capacidad" de hacernos peores.

Lo de la educación, me temo que es un asunto general en todos los niveles. Y si no, revisad cualquier sesión del congreso de diputados (todos ellosmuy leídos e instruidos)

juan

Enhac Adira dijo...

Además de poco considerados para con los homenajeados, eran un poco raros, porque mira que comerse el pan y dejar el jamón...

Iris dijo...

Jo, qué envidia me das Sfer! Con lo que a mí me gustan los saraos!!!

La mujer Quijote dijo...

Lo prometido es deuda. Aquí el artículo que mencioné con un título sugerente: "¿Leer sirve para algo bueno?" de Luisgé Martín.
http://www.elpais.com/articulo/semana/Leer/sirve/algo/bueno/elpepuculbab/20080830elpbabese_10/Tes
Lo dicho, eso de que la cultura te hace mejor es un tópico.

croix dijo...

¿Leer sirve para algo bueno? Mi respuesta es sí. Sirve para la felicidad del lector, para ayudarle a corregir algunos de sus vicios y reafirmarse en otros.

Gonzalo Barr dijo...

Magnífico saber que Baixauli haya ganado, dada mi "inversión" en ese libro. Ya quisiera que los bibliotecarios por aquí sufrieran de semejante "déformation professionnelle," ya que son ellos los que se gritan a lo largo del salón como si estuvieran en un estadio – "Did we get the new Roth in yet? The new Roth. No, not that one, the new one..."

sfer dijo...

También Juan Mata en su apunte Lectura y fascismo reflexionaba recientemente sobre el tema, así que si os interesa, ya sabéis. Gracias, mujer quijote, por volver con el enlace del artículo del que nos hablaste :-)

Me ha gustado eso de que la lectura corrige algunos de nuestros vicios y nos reafirma en otros. Precisamente eso creo yo: que lo que extraemos de la lectura refleja nuestra propia personalidad. Especialmente cuando ya somos personas hechas y derechas. La pregunta es... ¿hasta qué edad pueden las lecturas - y las personas que las prescriben - influir positivamente en la personalidad de los lectores?

La mujer Quijote dijo...

Yo creo que no hay edad en la que se deje de recibir influencias positivas (o negativas) de las lecturas.

SU dijo...

Estoy con la mujer quijote: no hay edad (¡por suerte!).

Besote,

SU

sfer dijo...

Pues será que tengo muy poca fe en la humanidad, pero yo sí que creo que (bueno, vale, acepto que pueda haber excepciones) llega un momento en el que nuestros prejuicios están demasiado asentados en nosotros como para que el cambio sea posible...

El veí de dalt dijo...

Bravo per la ressenya! Bravo pels aplaudiments al microrelat! I Bravo per la proposta del premi blog-qwerty!

sfer dijo...

Por cierto, me olvidé comentar que mi idea original era incluir el microrelato en la entrada, pero lo busqué y no fui capaz de encontrarlo... Si algún día me cruzo con el texto, pueden contar con que le guardaremos un rincón en Librosfera :-)

I gràcies pels bravos que em pertoquen, veí de dalt!!

Anónimo dijo...

Hola, El microrrelat guanyador dels Premis Qwerty 2008 figura a la contraportada del díptic inserit dins la llibreta que vam regalar el dia del lliurament (amb les categories i els premiats).

una abraçada molt forta

Bea (Qwerty)

sfer dijo...

Ai que em temo que la targeteta està en "paradero desconocido"... Intentaré recuperar-la, però no prometo res!

Gràcies, Bea, per la referència.
PS: Maco, el vestit de la nit dels premis... :-)

bea dijo...

Hola de nou, et passo el microrrelat guanyador:

Novetats editorials, de Jordi Sànchez i Monsó

"El mal als braços abans de quedar-se adormida li confirmà que el tamany importa de debò quan qui t'acompanya al llit és un llibre".

bea(Qwerty)