17 septiembre 2008

Que un libro me abra sus brazos

Echo una mirada a la biblioteca. Cuántos libros en ella que ha devorado el olvido. Y cuántos que ya no podré leer. Quiero decirles a esos libros que no leeré nunca, que no se sientan despreciados. Si sé que no los leeré es porque estoy en esa edad en la que al tiempo se le ve volar como a un gorrión asustado, en la que se nos escapa como agua en un cesto, en la que huye como algunos queridos recuerdos. Pero al decir adiós, que un libro me abra sus brazos y repose sobre mi pecho.

[Fernando Fernán Gómez, en un artículo publicado en El País en 1994 titulado El abrazo de la lectura.]

17 comentarios:

Llorenç dijo...

Aquest és el gran drama del lector. A mesura que fa anys, pren més consciència de les limitacions i sap que viure és escollir.

Anónimo dijo...

Es un asunto en el que pienso a menudo y que además ha salido varias veces en tu blog, por lo que pienso que a ti también te preocupa: el darnos cuenta que nuestra capacidad es limitada (mucho e inversamente proporcional a la edad) y la oferta no deja de crecer. ¿Que hacer? ¿Como elegir lo que leemos?

juan

sfer dijo...

Últimamente parece que somos muchos los preocupados. Precisamente también en el hilo de comentarios del mensaje anterior se toca el tema. Es de difícil solución, Juan, aunque debemos hacer el esfuerzo por no pensar en lo que queda por leer, sino en todo lo leído: mientras le hayamos sacado provecho, habrá valido la pena. Y, de hecho, creo que a medida que pase el tiempo me apetecerá más releer, disfrutar de los libros que mejores momentos me hayan proporcionado, que no seguir devorando nuevos volúmenes en busca de nuevas historias.

Quiero pensar que todavía me queda mucho tiempo por delante, pero no puedo evitar, cuando leo alguna reflexión al respecto, sentir un escalofrío.

Anónimo dijo...

Coincido contigo sfer: creo que llegada una edad me apetecerá más releer los libros con los que más hemos disfrutado. Y lo mejor de todo es que esas relecturas aportarán nuevas sensaciones. Es como ir generando una banda lectora (en evz de sonora) vital! Y si, mejor centrarse en sacar provecho a lo leído que no lamentarse por lo que queda por leer; pero es un sentimiento tan humano...

juan

Jorge dijo...

"¿Por qué, puesto a hacer esa clase de preguntas, compré un libro que probablemente no habría de leer? (El adverbio era ya una zancadilla, porque más de una vez me había ocurrido comprar libros con la certidumbre tácita de que se perderían para siempre en la biblioteca, y sin embargo los había comprado; el enigma estaba en comprarlos, en la razón que podía exigir esa posesión inútil)".

Julio Cortázar, 62/Modelos de armar.

La eterna cuestión del lector... qué leer, qué releer, qué quiero leer, qué renuncio a leer, qué me pierdo, por qué he tenido que leer esto... Yo soy de los que se lamentarán siempre de todo lo que me falta por leer aunque haya disfrutado de las lecturas y relecturas... por eso cada día más selectivo y más puntilloso. Y la gran pregunta, ¿por qué compramos libros que sabemos que no vamos a leer?

La mujer Quijote dijo...

¿Realmente es malo no poder leer todo lo que hubiéramos querido?
¿No sería mucho peor saber que en cuanto lea los tres, cuatro o cincuenta próximos no habrá nada más que me interese?
A mi me gusta mucho más la sensación de que, por más que lea, siempre habrá algo nuevo esperándome.

FLYN dijo...

Tambièn me gusta la sensaciòn de q siempre habrà cosas por leer, cosas que van saliendo, clásicos q aùn tendrè por leer, libros q llevaràn aquì decadas y q me eran desconocidos, nùmeros de revistas antigüas q apareceran por los rastros ... Ahora estoy leyendo "Mi oìdo en su corazòn" de Kureishi.Saludos para Sfer and company

Y& dijo...

Personalmente, no me preocupa si me quedan libros por leer; ya lo tengo asumido. La vida es corta y los libros infinitos. Pero sí me parece una buena elección, poder morir con un libro en las manos. Si pudiera elegir, como dicen arriba, elegiría incluso morir releyendo un libro de mis favoritos. Esa sería la mejor muerte, más incluso, que la muerte dulce.

Saludos ;D

Jorge dijo...

No es malo no poder leer todo lo que hubiéramos querido... pero para mí es frustrante... igual me pasa con cine, música y personas... por muy asumido que lo tenga. Y lo de morir con un libro en la mano... hombre, está bien, pero puestos a elegir, y a riesgo de quedar como un supeficial, preferiría tener a Rachel Weisz en las manos en ese momento.

loslibros dijo...

Un tío mio, gran lector, fallecido hace poco, en sus últimos meses volvió a los libros de sus juventud, leyendo a Verne, Salgari, Walter Scoot, y el día anterior a su muerte estaba leyendo a Tartarin de Tarascon. Retorno a los libros que le enseñaron que la lectura es una gran pasión. Creo que fue una gran elección.

Liberalia dijo...

Yo no leo mucho, no me han acostumbrado a leer. Cero que hoy en día, si algo reprocharía a mis padres sería, no haberme enseñado a leer. Ahora intento recuperar el tiempo perdido, pero me cuesta mucho. Me siento un gran no-ilustrado. Por lo tanto hay muchísimos libros que no leeré, sólo me esmero en leer un poco y que no sea en vano. Acabo de abrir un blog para citar textos ajenos que coinciden con mis ideas sobre el mundo y las cosas (lineasajenas.blogspot.com). Te felicito Sfer por tu blog. Un abrazo.

sfer dijo...

"-Su caso me da todavía esperanzas - le he dicho -. A mí me ocurre cada vez más a menudo que cojo una novela recién salida y me encuentro leyendo el mismo libro que he leído cien veces."

Venía leyendo "Si una noche de invierno un viajero" en el metro, y luego al leer el comentario de "la mujer quijote" no he podido evitar volver a pensar en ese fragmento.

Gracias a todos por vuestros comentarios. Gracias loslibros por compartir esa cercana experiencia.
Gracias liberalia por las felicitaciones, y suerte con las líneas ajenas.

Liberalia dijo...

Gracias a ti. Un abrazo. Y cuando quieras ya sabes donde visitarme. Y no "perderé de vista" tu blog.

NityaYang dijo...

He descubierto hoy tu blog, como en la estantería. Me he emocionado. No sé si es que estoy sensible, que llueve o que me identifiqué en lo que leía, pero mil gracias por los trazos en los que encontrarnos.

MUAS

sfer dijo...

Se aceptan visitas que llegan para quedarse, nityayang. Bienvenida. (Próximamente voy a explorar los enlaces de ilustradores que tienes en tu blog... la imagen de tu perfil es de Joe Sorren? Si no lo es, no te pierdas sus dibujos/ilustraciones/pinturas, que te gustarán... :-)

NityaYang dijo...

Mil gracias por el recibimiento!
La imagen es de Ceccoli (pájaros en la cabeza, la llamo yo)http://www.nicolettaceccoli.com/

La imagen de la cabecera es de Cali Rezo http://www.calirezo.com/

Y sí, Sorren es de una técnica, imaginario y composición deliciosa.
Un beso

sfer dijo...

Gracias a ti por volver a dejar los enlaces! Ahora mismo me apunto las direcciones en mi apartado de "ilustradores" :-)