10 septiembre 2008

Exceso de libros

Hoy nos quejamos de tener un exceso de libros: pero de esto no deben quejarse los lectores, porque nadie les obliga a leer. A pesar de la cantidad enorme de libros que se publican, es escasísimo el número de individuos que leen; y si leyeran con fruto, ¿dirían las deplorables tonterías que llenan sus cabezas? Lo que multiplica los libros es la facilidad que hay para escribir otros sacándolos de libros ya publicados.

[Lo cita Juan Domingo Argüelles en ¿Qué leen los que no leen?, pero lo dijo nada más y nada menos que Voltaire en el siglo XVIII.]

12 comentarios:

unquepassava dijo...

Pues no está falto de razón, y yo soy el primero que me aplico el diagnóstico. De todas formas, a los que nos gusta leer e ir catando de aquí y de allí para descubrir cosas nuevas, el gran número de títulos que se publican todos los meses suponen un handicap y un motivo de "angustia" (entre comillas, no vayan a pensar que ando todo el día al borde del ataque de nervios por estar leyendo en 2008 algunas novedades de... 2005, por poner un ejemplo). Hay que ser consciente que nuestra vida tiene un límite, y que no vamos a poder hacer ni a poder leer todo lo que quisiéramos, mucho menos lo que se publica.

Es cierto que leer no nos hace más inteligentes, pero creo que nos da unas herramientas y unas facilidades para cambiar y ver la vida de otra manera.

sfer dijo...

Hay quien lee no para ver la vida de otra manera, sino para encontrar en la lectura "pruebas" de que su manera de verla ya es la correcta.

Las herramientas están ahí, pero depende del lector el aprovecharlas o no.

Jorge dijo...

Los argumentos son los de todas las épocas: se publican demasiados libros, de lee poco, la mayoría de los que leen no leen "cosas importantes" o "no saben leer", el tema de si vale la pena seguir escribiendo con todo lo que hay por leer, etc. Si en su época se publicaba mucho... que se pase por una librería en día de representantes y creo que saldría llorando. Y yo creo que la gente sí lee, lo que quiere, lo que le apetece y cómo quiere... solo eso ya es importante.

flyn dijo...

Creo q està bien q se publique mucho, luego ya cada uno lee lo q quiere y selecciona. Ademàs tb està bien q haya oportunidades para nuevos autores .
Estoy de acuerdo con Fer: uno se emociona al leer ciertos libros cuando se ve reflejado en ellos o cuando encuentra ideas q creìa no compartir con nadie o màs q ideas , sentimientos. Esos son de los q nunca olvidamos sus tìtulos y ni tan siquiera el año en q los leìmos .

unquepassava dijo...

Hay quien lee no para ver la vida de otra manera, sino para encontrar en la lectura "pruebas" de que su manera de verla ya es la correcta.

No creo que una cosa y la otra sean incompatibles; ver las cosas desde otro punto de vista puede servirte para afianzarte más en el tuyo o darte cuenta de que puedes estar equivocado.

sfer dijo...

Por eso precisamente me hizo gracia la cita, Jorge: si ya hace unos cuantos siglos pensaban que se publicaba demasiado, hoy, pobres, les daría un buen patatús XD.

A mí tampoco me parece mal que se publique mucho, flyn. Además, que se publicara menos no garantizaría que lo que llegara a publicarse fuera lo mejor, así que mejor mucho y de todas clases que poco y vete tú a saber cómo... Si la gente que se dedica a la edición y a la creación tiene para vivir con lo que venden, adelante.

Unquepassava: "Es cierto que leer no nos hace más inteligentes, pero creo que nos da unas herramientas y unas facilidades para cambiar y ver la vida de otra manera."

Sfer: "Hay quien lee no para ver la vida de otra manera, sino para encontrar en la lectura "pruebas" de que su manera de verla ya es la correcta."

Unquepassava: "No creo que una cosa y la otra sean incompatibles; ver las cosas desde otro punto de vista puede servirte para afianzarte más en el tuyo o darte cuenta de que puedes estar equivocado."

Sfer: "Quise entender que querías decir que leer nos ayuda a ver las cosas desde otros puntos de vista, y que por lo tanto eso nos hace mejores personas. Quizá la implicación haya sido cosa mía, disculpas sino interpreté bien. Tan solo quería apuntar lo que el autor defiende en el libro, y a lo que se refería en la cita de la entrada de ayer: la lectura, de por sí, es una herramienta; puede tanto hacernos mejores personas como dejarnos indiferentes, o todo lo contrario: algunas lecturas pueden fomentar el odio, el racismo, la violencia... todo ello moralmente reprochable."

eduideas dijo...

Al final no pude pasarme por Tecla Sala, haz un resumen, por favor

sfer dijo...

Lo prometo para la semana que viene, eduideas. Me he traído los apuntes para trabajar en ello este fin de semana :-)

Amkiel dijo...

No sé si habrá suficiente espacio en el servidor para tantos apuntes como tomaste. Se dijeron muchísimas cosas interesantes. Bravo para la organización, pese al calentamiento global. Por suerte, un helado de chocolate perdona todos los pecados.

sfer dijo...

Como siempre será una selección (personal e intransferible) de lo que se dijo que, por supuesto, espero que el resto de asistentes y ponentes completen en sus respectivos blogs.

Un placer haber podido saludarte. Animaos también para la próxima BLB :-)

unquepassava dijo...

Hahahaha! "Quise entender que decías que entendías que decía"... No, Sfer, leyendo mi comentario puede inferirse eso, aunque cambiar y ver la vida de otra maner no tiene porque ser en sentido positivo; supongo que el problema es que tiendo a ver la lectura y sus consecuencias en positivo (a pesar de estar leyendo Les benignes, un buen revulsivo para quién crea que la cultura nos hace mejores).

Incluso añadiría algo: no sólo hay lecturas que incitan al racismo, la xenofobia, etc., sino que también hay lecturas que, mal entendidas, pueden tener consecuencias negativas. Pero creo, y puedo estar equivocado, que tanto en un caso como en el otro la responsabilidad es del lector, quien se deja seducir por esas ideas o que malinterpreta otras. Yo he tenido en mis manos algun libro de contenido más que reprochable moralmente y no me he dejado convencer por lo que me estaban contando. Y no me considero el más avispado de los mortales, más bien pertenezco al club de los que dicen "las deplorables tonterías" que llenan mi cabeza ;-)

Ya veo que voy a tener que ir a por el libro de marras, para ver estas citas en su contexto y no sacar conclusiones equivocadas.

sfer dijo...

Por eso es tan importante educar en la lectura crítica. Olvidaremos cómo se resuelven ecuaciones diferenciales o las capitales de un montón de países del mundo, pero leer con espíritu crítico es algo que ya no se olvida, y quizá lo más útil de todo lo que pueda darnos la educación.