03 septiembre 2008

De viajes y libros

[Ilustración de Fernando Vicente para un especial de libros viajeros en el suplemento Babelia de El País. No se pierdan ni su web, ni el libro con sus ilustraciones que ha publicado recientemente Sins entido, con motivo de una exposición, titulados ambos - libro y exposición - ni más ni menos que Literatura ilustrada.]

Afirmando que leer es, a su manera, viajar, no estamos descubriendo nada excepcional. Muchos autores (e incluso lectores) han reflexionado sobre los paralelismos de ambos placeres. Leyendo viajas (a otros lugares, o incluso dentro de aquél que ya conoces y en el que te mueves habitualmente, a rincones que adquieren un nuevo significado), y viajando, lees (interpretas, comprendes... entras en una realidad diferente a la tuya; o incluso cuando es la que ya conoces, si la observas con mirada de viajero, descubres detalles que antes te habían pasado desapercibidos).

Hay libros en los que el viaje cobra todavía un papel más relevante. Uno va a Grecia y se lleva Corazón de Ulises, de Javier Reverte (por poner un ejemplo). O va a Venecia y se lleva Venecia es un pez, de Tiziano Scarpa (por poner otro). El viaje entra en el libro. Pero todavía podemos dar una vuelta de tuerca más: ¿y si el viaje que el libro propone, fuera... al interior de un libro?

Hoy les propongo una breve bibliografía de viajes al interior de los libros... En todos estos libros, los personajes se ven catapultados dentro de la ficción, ya sea ésta una ficción real o creada ex profeso por el autor para que sus personajes entren en ella. Ahora que las vacaciones parecen más lejos que nunca, no está de más recordar que para viajar no hace falta desplazarse en el espacio :-)

- La historia interminable, de Michael Ende.
- Mundo de tinta, de Cornelia Funke.
- Serie Thursday Next, de Jasper Fforde.
- Any 2083, de Vicente Muñoz.
- La biblioteca de Turpín, de Max.
- ¿Quién teme al libro feroz?, de Lauren Child.
- Alicia Patapam en los cuentos, de Gianni Rodari (il. Anna Laura Cantone).
- Comelibros, de Lluís Farré.
- El libro de las cosas perdidas, de John Connolly.

Por supuesto, queda solicitada su ayuda para ampliar esta bibliografía y poder seguir descubriendo las aventuras y desventuras de personajes que entran y salen (con más o menos facilidad) de entre las páginas de los libros.

10 comentarios:

Jorge dijo...

Para mí uno de los grandes viajes que puede hacer el lector y el protagonista a la literatura y vivir la literatura y el libro desde dentro es "Si una noche de invierno un viajero" del gran y eterno Italo Calvino. Y "Niebla" de Unamuno para hacer el camino inverso y ver a un personaje ir al mundo real para hablar con el autor porque no está de acuerdo con la historia. De momento, mi aportación a la bibliografía la reduzco a estos dos títulos... conforme me vayan viniendo, irán pasando... como los invitados a una fiesta de inauguración.

sfer dijo...

Um... pues ayer saqué mi próxima lectura de la estantería, y no fue "Si una noche de invierno un viajero" de pura chiripa. Estaba entre el libro de Calvino (que no he leído nunca todavía... ¿debería avergonzarme o sentirme afortunada por tener todavía tanto por descubrir?) o "El librero de Selinunte". Me decanté por este segundo, pero quizá cambie de opinión en cuanto termine "El pequeño señor Paul"...

sfer dijo...

Precisamente hoy aparece esta reseña de la serie de Jasper Fforde en La tormenta en un vaso.

enhac dijo...

Sobre personajes que entran y salen de los libros: El libro en el libro, en el libro... de Jörg Müller.

Donde, además del personaje, el propio lector también puede introducirse en el libro.

SU dijo...

No puedo aportar nada a esta bibliografia, pero hace tiempo que me gustaría que mi próximo viaje fuera a Venecia... y el libro de Tiziano Scarpa ya lo tengo.

Ya falta menos. O eso espero.

Gracias, Sfer, una vez más, por este post que me descubre nuevos mundos (y no es un libro ni un viaje, glups!).

SU, meitat

sfer dijo...

enhac: claro... una iba buscando otra cosa en el libro en el libro, y se me pasó totalmente por alto el viaje. La próxima vez, en lugar de jugar con las gafas 3D prometo estar más atenta XD.

A mí Venecia era una ciudad que no me llamaba especialmente la atención (siempre he sido más nórdica que mediterránea), pero desde que una compañera estuvo allí y me habló de ella, que creo que he cambiado de opinión... Quizá tú podrías prepararnos una selección de lecturas venecianas, para aparcar definitivamente las reticencias :-)

sfer dijo...

Por cierto: he cambiado el enlace de la reseña de "El libro de las cosas perdidas".

Bibliopizza mola!

Tanakil dijo...

Me gusta este tema :) "La historia interminable" es uno de mis libros preferidos y el primer libro largo que leí.
Saludos,
Tanakil.

Biblio's dijo...

Una nueva aportación, un libro sobre libros con un punto de vista muy particular: Firmin de Sam Savage.
Excenlente!

sfer dijo...

Karl Konrad Koreander nos une a muchos, Tanakil :-)

Sí, Firmin es un libro sobre libros... pero no un libro en el que el protagonista, o alguno de los personajes, viaje "literalmente" al interior de un libro. Así como Bastian entra en "La historia interminable", Thursday Next en "Jane Eyre" o el protagonista de "Any 2083" en "El Quijote" (entre otros)...