24 enero 2007

Acumulación


Nh cree que acumulo demasiados libros en mi mesita de noche. ¿A ustedes qué les parece?

9 comentarios:

Palimp dijo...

Que como te enseñe mis pilas te caes para atrás...

Me llegaron los puntos: muchas gracias. Yo también tengo unos para ti, a ver como puedo dártelos.

Miguel Sanfeliu dijo...

Para nada...
Además, está todo ordenado.
Mi mesita de noche sí es un desastre.

Un saludo.

sfer dijo...

Palimp: mándame un mail a librosfera@gmail.com y me pongo en contacto contigo para darte una dirección postal donde enviar esos puntos :-)))

Miguel: están tan ordenados porque nh (que hizo la foto expresamente para que la pusiera en el blog, junto con sus opiniones - espero que se pase a mirar los comentarios) acababa de limpiar el polvo!!

dsdmona dijo...

Si estuvieran desordenados si parecería que son muchos, jejeje... ¿los estás leyendo todos juntos o están esperando vez?

sfer dijo...

No no... yo soy de corriente continua. Cada uno tiene asignado su turno. A lo sumo intercalo algunas de las tiras de Carlitos entre las novelas, pero nada más.

nh dijo...

el proceso de limpiar el polvo implica dejarlo todo ordenadito, una vez limpio. y doy fe de que siempre está igual de bien puesto.

otra cosa es que algunos lleven demasiado tiempo en la mesita. es lo malo que tiene trabajar en una biblioteca, que se tiende a la compulsividad a la hora de coger en préstamo cosas que pasan por las manos y que parecen interesantes.

y que conste que a mí no me molesta, porque indirectamente me beneficio. la foto sólo era una medida de presión ante tanto libro clamando por ser leído.

cómo tendrá la mesita de noche la abuelita de la fabada? -aquella del "no hay prisa, no hay prisa"... -

Antonio dijo...

Quizás deberías ampliar la mesilla :)

Gatito viejo dijo...

Nunca son demasiados. Rodearse de libros es todo un placer. Lo malo es el espacio en las casas que se va quedando pequeño...
Saludos

Fer dijo...

Me parece que tienes un problema con la lectura, pero un problema benigno, eso sí.
Siempre nos quedarán libros por leer...