10 noviembre 2008

Mi madre opina sobre los libros electrónicos

[Imagen de B. K. Dewey]

[Un piso en Barcelona. Antes del aperitivo del domingo. Sfer riñe a su padre por haber estado a punto de comprarle una enciclopedia, a un vendedor puerta a puerta, para sus nietas]

Sfer
- Papa... ¡yo me pensaba que tú ya sabías que tus nietas ya no miran las enciclopedias en papel! ¡Con la de noticias sobre la Wikipedia que me has pasado! Si dentro de nada los niños no sabrán ni cómo se manejan los libros: no harán más que darles vueltas buscando el botón por dónde encenderlos.

Mamá de Sfer
- Ay, sí... El otro día leí no sé donde (o lo escuché por la tele, ya no me acuerdo) que ya se pueden leer libros en un cacharro como un mp3! En vez de pasar páginas se ve que le vas dando a un botoncito.

Novio de Sfer - Claro... y cuando termines de leerlo lo enchufarás al ordenador y le meterás otro libro, como si fuera otra canción... y con un botón le podrás hacer la letra más grande si no la ves bien...

Mamá de Sfer
- Pff... pues yo creo que prefiero los libros de siempre...

10 comentarios:

La mujer Quijote dijo...

Hablo de experiencia propia, no sé si es lo habitual. En mi trabajo, como ya dije en otra entrada, la lectura de información en pantalla ha ganado claramente al papel. Pero hasta cierto punto. Eso es cierto siempre que la información a leer no sea mucha. Tenemos acceso a mucha bibliografía en internet y mucha está en formato de libro electrónico (incluso tengo compañeros que se han comprado dispositivos para su lectura del tipo del la foto). Lo curioso es que cuando el trabajo a consultar es extenso (más de diez-veinte páginas), TODO el mundo se vuelve loco buscando conversores a pdf para poder imprimirlo y llevárselo en papel para leerlo con calma. Ese "TODO el mundo" incluye a los poseedores de los "aparatitos".

Àngels dijo...

Ostras, no sabia que ya existian esos aparatitos... sinceramente, prefiero el papel, su olor, su tacto y el momento en que lo abres por primera vez.

Carolina Lozada / Luis Moreno Villamediana dijo...

Bueno, mientras se pueda seguir discutiendo en familia, todo está bien.
Saludos.
P.D. Muy ameno tu espacio

Anónimo dijo...

Como coincido con tu mami....!!!!

juan

El veí de dalt dijo...

Ah! Però sabran trobar el botó?

Medea dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu madre.

Me ha llamado la atención ese "y llevárselo en papel para leerlo con calma" que incluía el comentario de la mujer quijote.
Todo el beneficio de la lectura tradicional está aglutinado en el trasfondo de esa frase.

Por cierto Sfer, tengo que darte las gracias: los seis volúmenes de "La peor banda del mundo" están en mi estantería llenos de huellas ;) .
Además, ¿cambiaríais el papel por la reducida pantalla en el caso de los cómics?

Un saludo

Un estertor dijo...

En un emepetrés da penica leer, una frase y la pantalla está repleta ya.
Si es que... donde se ponga un buen olor a libro usadísimo, donde se ponga el color amarillento de las hojas releídas, que se quite la pantallita diminutita.
¡El ritual de la lectura va a morir!

bajoqueta dijo...

Creo que siempre habrá alguien que preferirá leer los libros en su formato original.

Membrillu dijo...

Pero, la verdad sea dicha, en los libros electrónicos de lee de fábula. Sobretodo en el transporte público y en la cama cuando el libro en papel pesa varias toneladas. Yo compré y empecé a leer Mundo Sin Fín en formato libro, en un momento dado pase a un libro electrónico, y ni cobrando volvería a sacar de casa el mamotreto de papel. Dicho esto, en general, mejor el papel, pero los libros electrónicos se leen bien, no cansan, y de hecho en seguida te olvidas de que es tecnología.

sfer dijo...

Hoy he visto mi primer lector en directo, en el metro. Lo llevaba un señor a mi lado, pero no me he atrevido a mirar demasiado, que tampoco es cuestión de agobiar...

El otro día en la FNAC también vi algunos (no recuerdo la marca), pero no estaban encendidos para poder jugar :-( (al guitar hero sí, pero con los lectores no).