06 marzo 2006

Llibreria Taifa

1 comentario:

solodelibros dijo...

No creo que eso sea del todo cierto. Yo no puedo pasar sin leer, pero no estimo a muchos de los que no pueden pasar sin escribir. Que escribir sea una necesidad perentoria no significa en absoluto que siempre se haga bien. Por eso, aunque necesito leer como la yonqui de la palabra escrita que soy, hay muchas cosas que me parecen simplemente emborronar papel. Y pensar que talan árboles para eso...