16 abril 2007

Regalos (I)

Los lunes... reconozcámoslo, no son los mejores días de la semana. Por mucho que la semana prometa (hoy empiezo un curso sobre cultura en Internet que pinta muy bien, mañana contaré cuentos a niños por la mañana, el fin de semana sobredosis de cómics, el lunes Sant Jordi...). Así que, nada mejor que empezar con un poco de humor, aunque no sea demasiado sutil, je je.

Este chiste me lo envió una ex-compañera de biblioteca, y la ilustración es la que hizo José Luis Ágreda para acompañar el artículo de opinión de Maruja Torres en EPS (07/01/2007) sobre el libro Las mujeres que leen son peligrosas, de Stefan Bollmann, publicado por Maeva. Que no tiene nada que ver, pero al chiste le viene de perlas...


===

Una pareja se fue de vacaciones a una laguna donde se podía pescar. El esposo amaba pescar al amanecer y a su mujer le encantaba leer. Una mañana, el esposo volvió después de varias horas de pesca y decidió tumbarse y dormir una pequeña siesta. Aunque no estaba familiarizada con el lago, la esposa decidió salir a pasear en el bote. Remó una pequeña distancia, ancló el bote y retomó la lectura de su libro. Al poco rato apareció el guardacostas en su bote. Llamó la atención de la mujer y le dijo:

- Buenos días, señora... ¿Qué está haciendo?
- Leyendo - respondió ella, pensando "¿Es que acaso no es obvio?".
- Se encuentra en un área de pesca restringida.
- ¡Pero, si no estoy pescando! ¿No lo ve?
- Si, pero tiene todo el equipo. Tendré que llevarla conmigo y ponerle una multa.
- ¡Si usted hace eso lo denunciaré por violación! - dijo la mujer indignada.
- ¡Pero si ni siquiera la he tocado!
- Sí, pero tiene todo el equipo...

Moraleja: Nunca discutas con mujeres que saben leer...


3 comentarios:

Miguel Sanfeliu dijo...

Muy bueno el chiste.
Gracias por tu enlace.
Un saludo.

LEO CRONOPIO: dijo...

Hola he creado un nuevo blog observalo y ve si te gusta la idea, saludos.
Sigue con tu blog

princesspea dijo...

;)