03 junio 2010

Cama, libro, gatito y sándwich

Al menos, Jesse James era un consuelo. Me lo llevé de vuelta a la cama, donde ronroneó debajo de mi barbilla y me amasó el hombro. Justo cuando me quedé dormida, volvieron a llamar. Esta vez era el abuelito, con aspecto solemne. Se quedó en el umbral, sosteniendo un par de gruesos libros.
- Un poco de lectura para tu exilio - dijo.
- Gracias - respondí, y cerré la puerta cuando él se fue hacia su habitación.
¿Por qué me traía libros en un momento como ése? Estaba demasiado hambrienta y enfadada para leer, aunque el primero, Grandes esperanzas, parecía prometedor. El segundo, Principios de economía agraria sureña, no tanto. Pero lo noté extraño al sostenerlo en mis manos. Y es que no era un libro, sino una caja de madera astutamente tallada y pintada para parecer un volumen encuadernado en piel. Qué raro. La toqueteé un poco y encontré el cierre abierto. Dentro había un trozo de papel de parafina que envolvía un grueso sándwich de ternera asada. Cogí el sándwich y Grandes esperanzas y me metí en la cama con una extrema sensación de lujo. Ahhh. Cama, libro, gatito y sándwich. Realmente, todo lo que una necesitaba en la vida.

***

Un fragmento de La evolución de Calpurnia Tate, de Jacqueline Kelly. En Qué Leer dicen "La evolución de Calpurnia Tate es un libro juvenil para mayores, como aquellos que se leían hace veinte o treinta años, cuando el mundo era menos cibernético y las novelas se desarrollaban en veranos interminables en grandes casonas inglesas con chimenea y, preferentemente, con desván o pasadizo secreto. Al recoger esa tradición, a este libro se lo puede considerar un fósil, pero también una joya," y creo que han dado en el clavo.

A pesar de que perpetúa la idea de que las niñas, o son listas o les gustan las labores, pero no las dos cosas a la vez (lean un fragmento al respecto en Mola Coser), lo estoy disfrutando como si volviera a tener 14 años y tuviera casi tres meses de vacaciones...

1 comentario:

Iris dijo...

Cama, libro, gatito y sandwich es un plan muy recurrente en mi caso, así que ya este libro es para mí. ;P