03 junio 2009

De elfos, kanjis, cómics y otros males de la juventud de hoy

... hacía tiempo que un artículo sobre "literatura" no me indignaba tanto...
Les dejo las mejores "perlas" (con comentarios propios intercalados, que es que no me puedo aguantar...)

"Lo cierto es que el universo referencial de los videojuegos, el cómic, el rol y demás inventos virtuales e interactivos, es el mismo o muy parecido al de los grandes clásicos de la aventura fantástica."
¿Desde cuándo es el cómic un "invento virtual o interactivo"?
¿Qué tienen que ver cómics como "Persépolis" o "Maus", por citar dos de los cómics más aplaudidos por la crítica, con los "grandes clásicos de la aventura fantástica"?

"Quizá el género más popular actualmente entre los jóvenes no sea otro que la fantasía. O mejor dicho, el fantasy. Esa variedad anglosajona que consiste, fundamentalmente, en deglutir mitologías y episodios del pasado legendario y vomitarlo todo en un batiburrillo épico de elfos, dragones, princesas y héroes."
Qué bien se siente uno después de despacharse de un género entero, sin excepciones, de esa manera... Aahh...

"Lo malo es que, en realidad, Tolkien y su obra no son quizá tan leídos como "vistos" y "vividos" a través de los films de Peter Jackson, las adaptaciones al cómic, los videojuegos y juegos de rol."
Vuelta a meter al cómic en el mismo saco de los "inventos virtuales o interactivos".
¿Cuántas adaptaciones al cómic hay de la obra de Tolkien? Creo recordar que hay una adaptación de "El Hobbit", pero poco más. Llevo años leyendo cómic, y todavía no he leído ninguno de temática "aventura fantástica"... Claro que este señor del "slice of life" igual no ha oído hablar en su vida.

[Refiriéndose a los autores de fantasy, a los que denomina "una nueva raza mutante de autores", dice que conforman...] "Un auténtico mundo endogámico que genera grandes beneficios."
¿Hablamos de endogamia? Hablemos de los suplementos de "alta literatura" que circulan a lo largo y ancho de nuestro país, entonces...

[Refiriéndose al mercado japonés] "No contentos con habernos colonizado con su peculiar narrativa dibujada [se refiere al manga... porque el manga sólo "narra" de una manera, claro...], proceso que ha llegado al grotesco extremo de provocar la aparición de autores de manga fuera de Japón [ala... Boilet, al paredón!!] - es decir, dibujantes y guionistas de cómic occidentales que utilizan para su obra códigos propios de una cultura diferente -, también exportan ahora uno de sus géneros literarios más peculiares, la "novela ligera" - en japonés, wasei-eigo -."
Porque aquí nunca ha existido la novela ligera patria, no... Claro, como ya nos hemos olvidado de Corín Tellado...

[Venga, la última. Lo prometo.]
"ocurren cosas tan peculiares como que un chaval que lea las novelas del Detective Conan de Yutaka Tani, en las que se intercalan constantes diálogos y notas divulgativas, acabe sabiendo más sobre la escritura kanji o el shogunato Tokugawa que sobre su propia cultura e historia."
Nada... a partir de ahora, hasta que no se demuestre que uno sabe lo suficiente sobre historia y cultura españolas (?) o europeas (??), no podrá empezar a adquirir conocimientos sobre otras culturas ajenas a la suya.

[Si quieren leer el artículo entero, Qué Leer número 143, "El poder del fantasy", de Jesús Palacios.]

9 comentarios:

F.Alvarez dijo...

Sí, es una lástima que aún con el conocimiento que Jesús Palacios tiene de 'su género' acabe siempre resultando un tanto 'talibán' en sus afirmaciones.

Enhac Adira dijo...

A mí, el párrafo estrella me parece éste:

[...]Lo malo es que, en realidad, Tolkien y su obra no son quizá tan leídos como "vistos" y "vividos" a través de los films de Peter Jackson, las adaptaciones al cómic, los videojuegos y juegos de rol. Quienes se enviciaron con "El Señor de los Anillos" no buscan hacia atrás, sino hacia delante: en las incontables imitaciones y fotocopias de Tolkien, que proliferan empobreciendo y degradando el original. De hecho, hoy, el "fantasy" literario está más cerca del videojuego que de la mitología y la novela.[...]

Y me parece tremendo porque todos hemos tenido una edad en la que leímos a Tolkien (la generación actual quizá podrá decir lo mismo de la Srta. Meyer). Y cuando se nos acabó todo lo que escribió Tolkien nos pasamos a Hickman y Weiss para descubrir (oh, sorpresa) que no eran tan buenos. Así que seguimos buscando y descubrimos a Ursula K. Le Guin para descubrir que estaba a la altura de Tolkien en muchos aspectos; después a Eddison, etc.

Creo que todo el mundo tiene sus fases lectoras en las que se centra en un tema o en un autor. Pero con el tiempo, la mayoría exploramos nuevos horizontes con mayor o menor suerte.

Lo que me parece gravísimo es que el Sr. Palacios trate a una minoría (que sólo lee libros de "fantasy" - ¿no sería mejor verlo como una fase transitoria? - y crea que los chavales que leen Another Monster, por poner un ejemplo, se quedarán siempre ahí y no evolucionarán.

Aunque no acabo de entender el tremendo problema que eso supondría si lo comparamos con la cantidad de no-lectores que existen en este país.

Quizás le hubiera faltado al artículo un par de párrafos cuestionando la pérdida que supone el estancarte en un sólo género (léase "fantasy", ensayo, cuentos cortos, novela histórica o erótica, por decir algo), y hablar de los beneficios de alternar lecturas.

Y es que, tras leer el artículo completo, se intuye un prejuicio bastante elevado no hacia el estancamiento de género (comprensible), sino hacia el género en sí.

Cosa harto ¿curiosa? viniendo de él.

Farándula dijo...

No lo entiendo, en serio. ¿Hablamos del mismo Jesús Palacios, defensor de lo bizarro que organiza, donde yo vivo, algo llamado La noche más freak? ¿El mismo que seleccionó para dicho festival una película de animación coreana donde la gente se alimentaba de sus propias heces? ¿dónde el cine oriental nunca falta? ¿El que considera a George A. Romero un director exquisito?

Será cosa de la edad, eso o una horda de zombies le han sorbido el cerebro.

Alucina vecina.

kiram dijo...

Diossss, Jesús Palacios tenía que ser, un señor que se dedica a pasearse en cuanto tiene la oportunidad (por si no lo saben)por una cita anual dentro del Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria llamada "La noche más Freak" Donde.. anda! Si ponen películas japonesas y orientales!
En fin, ese hombre siempre me ha caido mal, en general, pero después de esto (pienso leerme el artículo entero, que tengo suerte de que traigan esa revista a la biblioteca de mi facultad), ya cruz y raya para toda la batalla.

Tienes toda la razón, meter en el mismo saco a comics, videojuegos, narrativa y rol es como hacer lo propio con... yo que sé, republicanos y franquistas, ale, como todos son españoles... pues igual, como la mayor parte del mercado que compra todas esas cosas son jóvenes... En fins.
Tanta gafapasta le tiene que sentar mal.

Saludos!

Palimp dijo...

Si no lo leo, no lo creo.

Iris dijo...

no me extraña que hayas tenido una pataleta!

eduideas dijo...

Me alegra no ser la única persona que flipó con el reportaje, yo que tenía ganas de leerlo con el título, ¿para cuándo una aproximación seria en revistas como Qué leer al mundo de la LIJ?

La mujer Quijote dijo...

Bueno, creo que lo que denota es bastante ignorancia.
Cuando yo iba al insituto (hace tres décadas) todo el mundo allí leía a Tolkien, así que pocos comic y películas habíamos visto sobre él.
Lo mejor es lo del "grotesco extremo de provocar la aparición de autores de manga fuera de Japón". Mira tú por donde que la música también ha llegado al grotesco extremo de la aparición de músicos de rock y de jazz fuera de Estados Unidos (incluso algunos cantan en inglés, a donde vamos a ir a parar).
Hay mucho listo suelto.

Fer dijo...

Jo, menuda salida de pies del tiesto. Vale que yo no comulgue con ciertos géneros, pero de ahí a soltar las burradas que suelta Palacios...
Eso sí, ¡que ni se le ocurra meterse con El Señor de los Anillos!