19 diciembre 2006

The end


¿Alguna vez habéis visto como un desconocido (alguien sentado en el banco de un parque, en el asiento de al lado en el autobús, en la consulta del médico de cabecera…) acababa de leer un libro en vuestra presencia? ¿Habéis podido resistir el impulso de preguntarle qué le había parecido?

8 comentarios:

Omanero dijo...

Lo he hecho yo, pero no he visto que otros lo hicieran, pero tampoco es que me fije demasiado en los demás pasajeros (lo digo porque leer en el autobús, si no es urbano, es uno de los lugares donde más me gusta).

Tzaviere dijo...

Pertenezco a esa especie que se marea si lee por un rato dentro de un vehículo en marcha.

El otro día, viendo un espectáculo, noté que el chico de al lado tenía en su brazo una antología de Fernando Pessoa. Pero creo que también pertenezco a la categoría de los que no se atreven a preguntar.

Pablo dijo...

Pues yo soy de los que pregunto... y bastan unas partes de segundo para ver si hay respuesta o no... y si no, sonrisa y a otra cosa... pero si sí... es hermoso oir la crónica literaria de alguien a quien no conoces de nada...

Saludos Sfer...

fractal para cual dijo...

Quina imatge més bonica! i fractal!
No he fet mai el que preguntes, o sigui que no puc aportar gaire informació al debat.

Bones festes, Sfer!!
Salut

Alicia Liddell dijo...

Yo más bien me pregunto qué leerá a continuación y qué sensación le queda tras concluir la lectura. ¿Sentirá una especie de vacío? ¿Guardará el libro sin volverlo a mirar o acariciará la cubierta?

Kaplan dijo...

Yo me fijo en el rostro, que suele ser un buen indicativo de cómo le ha afectado el libro.

Anónimo dijo...

¡Qué tema, Sfer!

No he tenido el placer de presentar tal cosa. Desde "el otro lado" sí lo he vivido, en más de una ocasión he terminado un libro en el colectivo (autobús) -también como omanero, aunque por una cuestión de oportunidad-. Tal vez me hayan mirado (los pasajeros), no lo sé; sí sé que yo los miro, a ver si el mundo sigue estando en su lugar al terminar el libro, o si pueden ello percibir o imaginar algo del vacío (esa es la palabra, sí, Alicia) que yo siento. ¿No les pasa?

Aprovecho para desearles a todos muchas felicidades, especialmente a ti, Sfer.

Un beso

Kar3d

Fer dijo...

Ni he preguntado, ni me han preguntado.
Conocida es mi aversión a ALSA, y no suelo usar los transportes urbanos charros salvo en contadas excepciones, por no hablar de dicho e inexistente servicio en tierras seronas.
¿Qué harían ustedes en mi caso?