03 enero 2015

De vez en cuando

A pesar del grosor que tomaba el vacío en mis pensamientos, estaba segura de permanecer en la espera y no en el aburrimiento. De vez en cuando, lloraba, también.

De vez en cuando, dejamos de comprender el lugar que ocupa lo real.

De vez en cuando, tengo ideas enormes que se me aparecen por encima, como grandes nubes. Entonces me las trago, me vuelvo inmensa, ligera, fuera del tiempo, y todo es posible.

De vez en cuando, era muy doloroso, pero a la vez increíblemente apasionante. Sentía una ridícula agitación de lo imaginario que se desbordaba por todas partes y me llenaba por completo las manos, la boca.

***

De vez en cuando está bien leer a sorbitos De vez en cuando, de Anne Herbauts.
[Vacío y lleno. Nada y todo. Real e imaginario. Gritos y silencios. Interior y exterior. Posible e imposible.]