27 junio 2012

Leer toda la vida

Ciertos textos ya forman parte de uno. Es difícil pensarse a sí mismo sin ellos. Están en nuestras miradas, en nuestros gestos, en nuestra manera de amar y de odiar, porque estamos hechos de palabras, y muchas de las palabras más intensas que hemos aprendido provienen de la literatura.

[...]

Pienso que acaso no he sido un lector de muchos libros; pero he leído unos cuantos, intensamente. Sin embargo, a medida que transcurro en este oficio, me pregunto cada vez con mayores dudas si existe una diferencia real entre la lectura y la escritura. Y si el lector no está escribiendo su propia historia al correr sobre las palabras que ha dejado el escritor, como quien corre sobre las viejas piedras que se asoman en la superficie de un lago. Porque posiblemente el escritor haya armado ese camino de piedras, al pasar sobre las que dejó algún otro.

***
Hace un par de semanas ya compartí una frase de este artículo en Twitter, pero no me resisto a dejar aquí registrados dos fragmentos, pues hacía tiempo que no me encontraba con un texto sobre libros o lectura que me tocara la fibra. No se pierdan este Leer toda la vida del argentino Jorge Accame publicado en Imaginaria hace un par de semanas.


4 comentarios:

Laura Uve dijo...

Tus citas me han llevado al artículo y me ha encantado. Voy a releerlo y seguro que algo emergerá también en mi blog.

Gracias por compartirlo.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Sfer, me encanta tu blog por todo, pero especialmente cuando sacas asuntos que me llegan tanto...este es uno de ellos..es cierto que hay lecturas que nos acompañan toda nuestra vida, yo tengo libros que me gusta releer y tener en casa. No se, en ciertos momentos son como un refugio, tienen incluso un efecto terapéutico, incluso solo saber que siguen allí, en la estantería y que en cualquier momento puedo releerlos. ¿Es casual que sean esos libros? ¿nos vemos identificados? Sea como sea, yo también estoy de acuerdo que 'escribimos' nuestra propia historia acumulando lecturas muy concretas ( y por que no, descartando otras!)...de hecho estoy deseando que lleguen mis vacaciones para tener tiempo de releer alguno de ellos...

juan

Elena Rius dijo...

Bonito artículo, sí. Gracias por el enlace.

sfer dijo...

Así como Paul en la viñeta del lunes, no? :-)

Creo que se puede saber mucho de una persona pidiéndole que haga una lista de sus diez libros favoritos, o de esos libros que recuerda a pesar del paso del tiempo (no me preocupa olvidar muchos de los libros que leo... los importantes son los que quedan, con el paso del tiempo).